lunes, 4 de marzo de 2013

¿CÓMO ACTUAR EN LA MESA?

Quiero empezar a contaros algo que me parece importantísimo tanto para el ámbito familiar como para el laboral. Tal y como avanza el título de esta entrada, hoy vamos a ver cómo debemos actuar correctamente en la mesa. En este sentido, las normas de comportamiento están por encima de cómo manejar los cubiertos (aunque también lo veremos más adelante porque es muy muy necesario saber hacerlo). Durante los próximos días protocolarios veremos cómo se coloca una mesa correctamente, cómo se utilizan los cubiertos (su colocación y su utilidad) o cómo comer diferentes alimentos que normalmente generan controversia. 

La naturalidad, la prudencia, la espontaneidad, la cortesía, la tolerancia y la discreción (conceptos que hemos visto en entradas anteriores y que podéis seguir consultando si accedéis desde la base de archivos que se sitúa al fondo de la página) deben presidir como comportamiento en la mesa. Existe un refrán que dice así: "En la mesa y en el juego se distingue al caballero"; obviamente, también se incluye a las damas. 

Sentarse en la mesa correctamente facilitará que comamos de forma adecuada, acercando los alimentos a la boca y no yendo la boca a por ellos. Es un simple gesto que debemos recordar sobre todo cuando comemos sopas o cremas (para que no acabe el pelo en el plato, como en la foto).

(Crema de calabaza hecha por papá... ¡Deliciosa!)

En cuanto a la postura de sentarse, debemos tener la espalda recta, bien arrimada al respaldo de la silla, con los pies en el suelo y sin cruzarlos por encima como un indio. Además, los brazos deben estar apoyados en la mesa, dejando los codos fuera de la misma.  Sólo podremos apoyarlos ligeramente entre plato y plato pero sin recostarnos sobre la mesa. ¡OJO! Es súper importante que recordéis que no es necesario levantar los codos mientras cortáis los alimentos o cuando os los lleváis a la boca. No hay nada más molesto que eso, y más para la persona que tenéis al lado. 


El remedio: Una buena manera de corregir esta "costumbre" es simular que tenéis una moneda en las axilas y debéis evitar por todos los medios que ésta se caiga. Así, os esforzaréis en mantener los brazos en su sitio, donde deben estar, y no en el ojo del vecino. 

Entre comensal y comensal existe una distancia, llamada espacio de respeto, que permite comer de forma natural sin pegar los brazos al torso pero evitando levantar los codos demasiado. Si se requiere que apliquemos toda nuestra fuerza al cortar algo que resulta imposible con los cubiertos que tenemos, no pasa nada en pedir otro cuchillo que corte mejor. De esta forma evitaremos aspavientos y conflictos.
También es importante tener presente el momento de empezar a comer, pues resulta verdaderamente delicado porque son muchas las personas dudan sobre cuándo se debe iniciar la degustación. Este inicio depende de la situación en la que nos encontremos, si se trata de una comida en la que eres el invitado, el gesto del anfitrión de tomar la servilleta y posarla sobre las piernas es el que otorga el beneplácito para empezar. Pero, si asistes a un evento familiar, de amistades o de compañeros y no existe un anfitrión totalmente definido, debemos esperar a que estén servidas todas las personas que se encuentran ahí para comer. Por otro lado, si estamos en un restaurante y hemos pedido un plato que exige una larga elaboración, debemos invitar a los demás a que inicien sus platos pues es muy injusto que ellos acaben comiendo frío y tú caliente.

Por último, la posición de la servilleta. Ésta irá encima de las piernas siempre. No es necesario sacudirla ni colocarla como un babero (como en las fotos). Cuando nos encontremos en una situación donde la servilleta es demasiado grande, procuraremos doblarla y colocarla sobre nuestros muslos con total discreción. No se trata de ir aireando la servilleta ni de jugar con ella, pues su función no es esa.

Jersey: H&M - Mantelería: Bassols


¡Espero que os haya gustado este post! Pronto veremos cómo se coloca una mesa de forma correcta.

¡Feliz lunes!
Besos,
B.

4 comentarios:

  1. Geniales los consejos, cuando estamos en casa cuesta cumplirlos pero nos serán de gran ayuda cuando vayamos a una cena o comida de trabajo, una cita, o a una invitación en otra casa. Un beso guapa!!

    Nos vemos mañana (Melian)

    http://zebrasdeneonn.blogspot.com.es

    ZN

    ResponderEliminar
  2. Excelentes consejos.
    ¡Felicidades!

    ResponderEliminar